GENERACIÓN DISTRIBUIDA

Los grandes avances tecnológicos que vienen con la globalización, nos presentan oportunidades innovadoras de negocio en los mercados, lo cual propicia transformaciones en las compañías y en la forma de su modelo de negocio. En el sector energía observamos diferentes tendenciales mundiales como la descarbonización, la electromovilidad, la digitalización de los servicios y la generación distribuida, esta última consiste en generar energía desde el mismo lugar de consumo. Estas iniciativas son impulsadas gracias a la conciencia del cuidado del planeta, reduciendo las emisiones de CO₂.

¿Qué es la Generación Distribuida?

Las Smart Cities (ciudades inteligentes) un concepto que busca la mayor conectividad y gestión de los recursos en las ciudades, tiene como pieza fundamental la generación distribuida que consiste en generar electricidad mediante diferentes fuentes de energía en pequeña escala como la solar, eólica, hidráulica, térmica, entre otras. Estos sistemas se instalan en lugares cercanos al consumo. Las principales instalaciones se realizan en PYMES, industrias y hogares con el propósito de generar ahorros en la factura de luz, mientras reducen su huella de carbono.

¿Qué beneficios proporciona?

Lo fundamental de esta nueva tendencia son los beneficios económicos y al medio ambiente, siempre que reduzcamos el consumo de electricidad proveniente de centrales eléctricas que utilizan combustible fósil. Las principales tecnologías de generación distribuida son la solar y eólica. Así mismo, en estos sistemas de generación distribuida encontramos beneficios adicionales como:

• Incremento en la fiabilidad y calidad del suministro de energía eléctrica.
• Generamos mayor control de energía reactiva y mejoramos los niveles de tensión.
• Reducimos las pérdidas en la red eléctrica y la congestión.
• Las energías renovables son las más idóneas para aplicar estos sistemas, por la factibilidad de instalación en puntos cercanos al consumo.
• Generamos ahorros en el transporte de energía desde las grandes centrales. Al instalarse cerca del consumidor supone redes de transporte más cortas.

¿Qué mecanismos utilizados?

El marco normativo de generación distribuida en países donde se encuentra aprobado este mecanismo de consumo energético encontramos tres formas de uso.

• Autogeneración o autoconsumo: Se basa en producir nuestra energía eléctrica y consumirla en tiempo real sin inyectarla a la red pública, por lo tanto, esta no es contabilizada por el sistema eléctrico de servicio público.
• El net metering o balance neto: Consiste en inyectar energía a la red pública los excedentes producidos y no consumidos del generador, consiguiendo créditos de consumos futuros del sistema eléctrico, para ellos se requiere utilizar medidores bidireccionales.
• El net billing permite que los excedentes de energía de los consumidores pueda venderse a la empresa comercializadora inyectándola a la red.

Estas tecnologías se aplican en muchos países, dado a los bajos costos de implementación, el tiempo de retorno de inversión y sumado los objetivos mundiales para mitigar las emisiones de CO₂ se convierten en propuestas muy interesantes. La energía solar y eólica en pequeña escala son apropiadas y confiables para realizar estas instalaciones de autoconsumo. En el Perú aún se viene trabajando en la elaboración de un marco normativo regulatorio para la aplicación de estos conceptos y así podamos tener un panorama claro con mayores incentivos para los usuarios que deseen invertir en estas tecnologías.

¡Genera tu propia energía limpia y disminuye tu huella de carbono!

Obtener el% de ahorro y eficiencia final de cada sistema solar se determina después del análisis técnico adecuado.